Autor Tema: CAMPO CENTENARIO - MAURICIO ANTONIO RODRIGUEZ GRACIAS  (Leído 1132 veces)

Rafael Antonio Muñoz

  • Newbie
  • *
  • Mensajes: 10
  • Karma: +0/-0
CAMPO CENTENARIO - MAURICIO ANTONIO RODRIGUEZ GRACIAS
« : junio 30, 2016, 08:18:01 am »
 
CAMPO CENTENARIO

Desligar de mis recuerdos a mi querida ciudad de San Vicente de mi no menos querido Campo Centenario , es un esfuerzo ciertamente vano , una labor , un ejercicio mental en verdad imposible , es como si se tratase de dos sentimientos concatenados , fundidos en una sola pieza ; traer a mi mente a mi querido pueblo natal es ligarlo sincrónicamente a ese mi Campo Centenario que fue como mi segunda casa , mi refugio, el escape hacia la libertad infinita , al aire fresco con olor a grama verdecita , a naturaleza diáfana y pura que solo puede ser apreciada a plenitud por otra pureza , la del niño inocente .

Es recurrente en mi mente aquella bella estampa ; allá al fondo , cerca del recinto de la morgue del hospital , frente a la cancha de baloncesto la anunciadora tocaba a todo volumen , Al Compás del Reloj de Bill Halley y sus Cometas con aquel su innovador , agradable e impactante ritmo y estilo de música , era el rocanrol , simultáneamente el Independiente realizaba sus entrenamientos regulares y el público que les observaba se regodeaba de placer en aquella tarde que ya languidecía y la grullada de cipotes hacíamos lo de siempre jugar a la pelota en uno de los costados de la cancha ; música , fútbol , sudor y emoción , brisa húmeda y fresquesita, esparcimiento , alegría ; cuanto deleite , cuantos goces convergían simultáneamente en lo mas profundo de mi ser en esos momentos , atributos que se gravaron como con cincel en lo mas profundo de mi alma .


Pedir mas a aquellas tardes pletóricas de frescura , de sol radiante y vigoroso , de perenne alegría , de juego , de libertad incondicional , de risas y emociones ( como olvidar las ingeniosas payasadas y chabacanadas de Jachita , El loco Coli , El manco Victor , Fresco de Chan , Peperé , Titirillo y muchos otros mas ) . Como digo pedir mas sería gula .

El Parque Cañas y el Campo Centenario eran por ese tiempo, sin lugar a duda los centros neurálgicos , los lugares donde se aglutinaba todo el acervo de tradición , de cultura e idiosincrasia de toda la comunidad vicentina , visitar la ciudad de San Vicente sin estar especialmente por las noches de Jueves y Domingo en el parque y degustar un sabroso refresco de cebada , horchata , tiste , jocote , nance , de naranja , etc. en las refresquerías de Mercedes Santana , doña Conchita Matal u otras , escuchar al mismo tiempo los conciertos de música clásica y popular ejecutados por la banda regimental , caminar hasta el cansancio , una y otra ves por las pistas respectivas por el contorno o simplemente sentarse en un sofá a charlar y chistear con los amigos y por otro lado no llegar por las tardes al Centenario y contagiarse de aquel ambiente colmado de emoción donde departían por igual tanto el obrero como el profesional , disfrutar del juego tan peculiar de la lechuzas o la recogida con pelota de trapo y de ribete divertirse del jolgorio y chocarrería , era simplemente no conocer las entrañas , el corazón , la identidad y naturaleza de todo un pueblo.

Siendo estudiantes de la Escuela Dr. Nicolás Aguilar me recuerdo que parte de nuestra atención estaba enfocada en la clase , en el pizarrón y la otra en el partidazo que nos íbamos a echar a la hora del mediodía en el Centenario , en el mismo momento de los recesos pactábamos los retos y comenzábamos a armar lo cuadros , el negro Villalta quien dicho sea de paso , desde pequeño ya era buenísimo en el dominio del balón tanto así que , si no mal estimo de unos 15 a 16 paso a jugar al Supremo en la liga de ascenso , era el líder de un bando y por el otro un muchacho humilde de apellido Baños que también era bastante bueno , se rifaban los equipos y listo , al llegar a mi casa nomás me quitaba los zapatos y el uniforme y derechito al campo ; por la tarde de nuevo a la escuela y a la salida , adonde mas pues , si ya mi mente se había anticipado y mi cuerpo acudía con premura .

Entre mis vecinos contemporáneos en materia de fútbol podría citar a : Juancito Melara , Carlos Calixto , Sergio López , Meme “Pepa”Roque , Lito “Cojute” , el “Sapo” , cuyo padre trabajaba como mecánico en la Nuestra , “frijoles”, “Canecha” , “Polito” , Armando “El Tigre” , “Juanchepe”, Vicente “Garitón”, “Porrón” , el “Chele” Nila , Guayo y muchos otros mas .

Por ese histórico Campo Centenario desfilaron las grandes figuras del redondo nacional de aquellos tiempos , en lo personal me recuerdo haber visto jugar al Gran Cariota Barraza , cuyo nombre lleva el estadio de San Miguel , Maquinita Merlos , Roca Bruna , Conrado Miranda , el argentino Pive Vásquez , los ticos Jiménez y Lizano , Zavaleta ; todos de AGUILA ; así mismo a los argentinos Omar Muraco , Dadeiro , Marinaro , Chingolo Rodríguez , Novello ; a los hermano Catán y Leonel Cubas , El Zurdo Pérez , Chilenito Valencia , Camello Núñez , de FAS ; al argentino Hugo Arias , los nacionales Meme Duke , Volkswagen Hernández , La Baiza Ruano , Arturo Jaco , Pipo Rodríguez , Salvador Mariona , Mincho Rodríguez , estos de ATLANTE ; “Ranchero” Guerra, al profesor Rigoberto Guzmán y Tapón Barrientos de JUVENTUD OLIMPICA ; a Cayito Mejía ,Calulo Hernández y Benitín Méndez , de SANTA ANITA ; y así muchos otros .

Hasta donde nos ha sido posible indagar , el Campo Centenario fue inaugurado , precisamente en ocasión de celebrarse los cien años de fundación de la ciudad de San Vicente en el año de 1935 y fue construido en terrenos que fueron donados en prioridad para la construcción del hospital por la Sra. Gertrudis Figueroa de Martínez Prieto , hospital que en su honor fue bautizado con su nombre ; antes de ese acontecimiento el fútbol se practicaba en tres canchas, la principal estaba ubicada al sur oriente de la ciudad en terrenos donde posteriormente funcionaría la molienda de don Antonio Lazo , otra estaba situada en terrenos aledaños al nuevo estadio y una tercera en las cercanías de la estación del ferrocarril . Un año después de haberse inaugurado el Centenario , lamentablemente , a consecuencia del terremoto que sacudió a nuestra ciudad , parte de su estructura circundante se derrumbo y nunca mas fue reconstruida, supongo que por estar concientes que los terrenos estaban adscritos al Hospital Santa Gertrudis y efectivamente paulatinamente se fueron sustrayendo los terrenos que fueron siendo necesarios para ampliar las instalaciones de dicho hospital .

Recientemente constato que mi querido Campo Centenario , ha desaparecido por completo , nuevas edificaciones hospitalarias ocupan su lugar ; en lo personal me resulta un tanto paradógico , el hecho de que ese espacio , ese lugar donde antes hubo tanto disfrute , goce y alegría , hoy se dispone a albergar aflicción , llanto , dolor y sufrimiento ; para mis adentros me pregunto ¿símbolo de progreso ? , ¿ mas salud o mas enfermedad? . Un sentimiento de tristeza invade momentáneamente , mi corazón , aunque luego reflexiono y con renovado entusiasmo me repongo y me doy cuenta , que aquel Campo Centenario , aquel campo de mi niñez y juventud continúa siempre vivo e imperecedero en mi mente y en mi corazón en mis recuerdos , ese se los puedo asegurar , nunca jamás podrá ser vendido , cedido ni contaminado .¡ No señor!