Autor Tema: LES DECIAN LOS AMASADORES - DE MANUEL CAÑADAS.  (Leído 1395 veces)

Rafael Antonio Muñoz

  • Newbie
  • *
  • Mensajes: 10
  • Karma: +0/-0
LES DECIAN LOS AMASADORES - DE MANUEL CAÑADAS.
« : agosto 21, 2016, 09:12:36 am »
LES DECÍAN AMASADORES
Antes abundaban en nuestro fútbol los jugadores habilidosos en velocidad que con sus regates, amagues, gambetas y dominio del balón entusiasmaban a las multitudes. Domadores de la redonda que magiaban a los rivales, ahora hay que buscarlos con paciencia y con lupa
Más allá de toda previsión táctica,de cerrojos, sistemas defensivos y otras precauciones que toman los técnicos para obtener buenos resultados, siempre imperarán las individualidades. Porque no podemos negar que una buena gambeta, un recorte, mejor dicho una genialidad, bastará para convertir una jugada en gol. En estos tiempos que tenemos en nuestro redondo una dura crisis futbolística, solo los jugadores capaces de ganar en el mano a mano podrán salvarnos, con eso devolvemos el popular deporte a sus orígenes, hasta aquellas instancias que en la escuela, el patio de la casa, un terreno baldío y a la luz de su propio ingenio, un niño engaña a otro con una pelota. Además de no tener tiempo ni época, las claves del dribling, gambeta, amago, finta, túnel, freno, la culebrita macheteada y otros son universales y aunque se ha dicho que la habilidad en el fútbol está asociada con el área geográfica como en el caso del Cono Sur, también está ligada a la fragilidad. Inicialmente porque la naturaleza es harto compensatoria y dota a los más débiles con habilidades que les proporcionan la posibilidad de desquitarse de los fuertes, quienes buscan intimidarlos haciendo gala de su corpulencia. La historia parece confirmarlo desde Garrincha, Maradona, Bebeto, Romario, Cholo Sotil, Nene Cubillas, Pibe Valderrama, Andrés Iniesta, David Silva, Lionel Messi, Ángel di María, Kun Agüero, Carlos Tévez, Alexis Sánchez y muchos más. Cuando los habilidosos o amasadores no tienen el balón, parecen inofensivos y cualquiera pudiera pensar que serán presa fácil de los fortachones, pero un descuido bastará para lamentarlo.Ellos tienen inclinación por lo satírico, como que si estuvieran inspirados burlonamente y ante los grandotes ensayan los más indescifrables regates que por supuesto, provocan el delirio de las multitudes y los convierten en ídolos. En nuestro medio la producción parece que ha quedado en suspenso, pero en el pasado el arquetipo fue el Mágico González y hay que citar a otros atrevidos como sus hermanos mayores Mauricio, Efraín, Miguel y Jesús; Gustavo Lucha, Fernando Chino Villalobos, Eduardo Conejo Valdez, Mauricio Pipo Rodríguez, Salvador Flamenco Cabezas, Juan Francisco Cariota Barraza, Raúl Corcio Zavaleta, Salvador Rocabruna, Juan Máquina Merlos, Jorge Conejo Liévano, Mario Monge, Julio César Calandria Melgar,Alex Cordero, Sigfrido Buky Espinoza, Rafael Gancho Búcaro, Lito Robles, Elmer Acevedo; Alcides, Edgar y Rey Cabrera, Luis Abraham y Salvador Coreas; Armando Cortez Sandoval, Félix Pineda Flores, Víctor Manuel Patío Valencia, Wil Peñate, Sívori Sánchez, Mauricio Fliniplin Perez, Douglas Sānchez, Nestor Olla, Michel Cornejo, Danilo Blanco, Miguel Chapulín Pacheco, Adrián Chacón, Óscar Payés, Moisés Pechemono González, Daniel Sapo Cornejo, Norberto Pajarito Huezo, Joaquín Alonso Ventura,Luis Baltazar Zapata, Ever Hernández, Julito Herrera, Kin Canales Escobar, Herbert Machón, Chico Contreras, Aguado Pacheco, Hugo Pérez, Arturo Álvarez, William Renderos Iraheta, Marlon Menjívar, Ronald Cerritos, Mauricio Cienfuegos, los hermanos Corrales, Rudis y Magdonio; Óscar Cerén, Maikon Orellana, William Maldonado y algunos más. Es que al margen de sus intérpretes la habilidad en el fútbol no es una casualidad de las piernas, sino un elaborado ejercicio de mímica, la expresión eléctrica de un lenguaje corporal destinado a engañar a un rival, como invitándolo a salir por el lado contrario. Siempre recuerdo a mis queridos compañeros Pachín González, Ernesto Aparicio Bucky Espinoza y Rafael Búcaro dejando tirados a los rivales, había que seguirlos o acompañarlos casi con una sonrisa porque derivaban en pases exactos para meter la pelota en la red, eran fabricantes de goleadores, con esa gama de recursos que mostraban cuando tenían el balón. Engañaban a quienes los conocían y ya no digamos a los que por primera vez los enfrentaban pues eran sensacionales.El arquerazo uruguayo Albert Fay le decía al Gancho Búcaro "un día me van a amonestar por tu culpa, porque me dan ganas de aplaudirte". Por eso los técnicos deben alentar y estimular el dribling, que los habilidosos hagan de las suyas provocando entusiasmo y asombro cuando entran en acción, especialmente cuando la jugada es para llegar al arco rival. Hablamos de una habilidad creativa y no de esa que solamente sirve para perder la sorpresa, practicada por jugadores que no avanzan y juegan para los graderíos o para satisfacer su gusto personal y así se convierten en lo que suele llamarse chonguengueros o futbolistas de fiestas patronales.Es excitante ver cómo los habilidosos encaran con la pelota, hacen una finta o realizan un inesperado giro para quedar frente al arco o para habilitar al compañero mejor ubicado; ellos pueden ser la salvación sobre todo cuando abunda el desconcierto, los pelotazos y el balón cambia de dueño en cada jugada. En este fútbol nuestro tan venido a menos, los técnicos deberán decidirse por recuperar a los habilidosos porque son los que brindan espectáculo y los triunfos. Hay que buscarlos con entusiasmo, dedicación y hasta con lupa; a veces podrías bastar con seguir una pelota, detrás de ella suele haber más de algún cipote amasador, un domador de la redonda.
"Mario Monge además de su fuerte pegada con ambas piernas, era hábil y encarador. En otras ocasiones hacía las diagonales para perfilarse y disparar al arco."
"Marlon Menjívar ha sido uno de los últimos volantes habilidosos que hemos tenido. Con eficiente mirada periférica inició en el Chalatenango y pasó al Firpo donde eclosionó. El  uruguayo Héctor Indio Molina del FAS, con una entrada artera terminó con su carrera."
"Norberto Huezo era habilidad, talento y gol en la mediacancha. En la foto capitaneando a la Selecta en un partido contra el Newells Olds Boys argentino.Atrás los árbitros Tomás Herrera García, Carlos Ortiz Cardoza(Q.D.D.G.) y David Enrique Valle Amaya."
"Kin Canales le conocía los secretos a la banda, con su habilidad y talento sabía tomar la línea de fondo para enviar centros precisos a sus compañeros de avanzada para que salieran celebrando."
"Jorge Mágico González ha sido el arquetipo, patrón ejemplar de la habilidad en velocidad. De porte mundial considerado por muchos como el Quinto Grande.